La vivienda tras el Covid-19 | Prensa

«La vivienda no sufrirá caídas de precios generalizadas.»

Juan Antonio Gómez-Pintado, Presidente de Apce y Asprima para Guillermo Ginés, ABC.

El sector inmobiliario fue parte del problema en 2008. Ahora quiere ser parte de la solución. Las promotoras han presentado un plan de incentivos al Gobierno que les permitiría suplir el socavón que dejará en el empleo la crisis del turismo generada por el coronavirus. El presidente de la patronal del sector APCE, Juan Antonio Gómez-Pintado, destaca en una entrevista telefónica con ABC la «demanda latente» que existe en el mercado.

—¿Está repercutiendo ya la pandemia en los precios?
—Creemos que el impacto en el precio se va a limitar a determinadas zonas. Casi todas las obras que se entregan este año están ya comercializadas y más de la mitad de las que terminarán en 2021, por lo que hay poco margen para las bajadas. Es cierto que el mercado de segunda mano representa otra realidad porque los clientes tienen ahora unas condiciones diferentes. Pero no se vislumbra que estas caí-das de precios vayan a ser generalizadas.

—El mercado ha estado parado más de un mes y las inmobiliarias aún funcionan a medio gas.
—Es una situación asimétrica: tenemos abiertos los centros de costes pero no los de ingresos. Aunque cuentan con una productividad de170%, las obras están ya en marcha al cien por cien. Mientras, la mayoría de oficinas de venta siguen cerradas y las preventas se han reducido con fuerza durante los meses de marzo y abril. La apertura estaba pre-vista para el día 4, pero no ha sido general y va a tardar porque las empresas están siendo muy cautas. Cuando se pongan en marcha, todavía tendremos que superar una crisis de confianza, pero consideramos que esta no durará mucho. En definitiva, la situación es totalmente distinta respecto a la producida durante la última crisis.

—¿Por qué?
—Porque en 2008 las promotoras estaban muy apalancadas. Ahora tenemos que tener un nivel de preventas muy alto para que nos concedan un préstamo.

—¿Habrá retrasos en los plazos de entrega de viviendas?
—Una obra es como un transatlántico y lleva tiempo ponerla en marcha. Ahora mismo estamos a un 80% de producción y es probable que haya retrasos en las entregas. Para agilizar los plazos estamos planteando medidas como hacer turnos o trabajar en jornadas laminadas. Es una propuesta que se ha trasladado a los sindica-tos, y mientras UGT la ha aceptado CC.00.1a ha rechazado.

—Varias constructoras han asegurado que si no se flexibilizaban los contratos con las promotoras muchas de ellas quebrarían.
—En algún momento se ha puesto de excusa la crisis para revisar precios acordados hace meses. Las constructoras vie-ron que ese no era el camino y ahora todo el mundo tiene interés en acabar las obras.

«En España todas las generaciones han tenido ayudas para acceder a la compra de una primera casa. Ahora los jóvenes no tienen ninguna.»

—Han pedido al Gobierno incentivos fiscales, como rebajar al 4% el IVA de la compra de la primera vivienda. ¿Qué respuesta les ha dado el Ejecutivo?
—Desde el Gobierno nos aseguran que están estudiándolas y mantenemos un contacto fluido con ellos. En España to-das las generaciones han contado con ayudas para comprar una primera vivienda y ahora no solo no hay incentivos sino que los jóvenes tendrán que soportar la carga del aumento de la deuda pública. No es justo y no tiene sentido. También es necesario agilizar la concesión de licencias, porque los retrasos al final repercuten en el precio de la vivienda. La crisis está perjudicando mucho al turismo y creemos que, con las medidas adecuadas, podemos volver a ser un generador de empleo en España. Nuestro sector re-presenta ya el10% del PIB.

Etiquetas:
, , , ,